Mostrando entradas con la etiqueta linux mint. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta linux mint. Mostrar todas las entradas

lunes, 10 de diciembre de 2018

LMDE (Linux Mint Debian Edition), probando...

Post recuperado de LinuxAll...

Hace poco, buscando distribuciones Linux ligeras para ordenadores viejos y con pocos recursos, me topé con Linux Mint Debian Edition (LMDE), una distro Linux Mint basada directamente en Debian, sin utilizar Ubuntu: 
"LMDE pretende ser lo más parecido posible a Linux Mint, pero sin usar Ubuntu. En su lugar, Debian proporciona la base de paquetes. No hay lanzamientos de soporte a largo plazo (point releases) en LMDE. Aparte de las correcciones de errores y de seguridad, los paquetes base de Debian siguen siendo los mismos, pero los componentes de escritorio y Mint se actualizan continuamente. Cuando están listas, las nuevas características desarrolladas llegan directamente a LMDE, mientras que son preparadas para su inclusión en la próxima versión de Linux Mint". Fuente: LMDE
He instalado una versión Live de LMDE en un (muy viejo) USB de 16 Gigas y la he probado en un PC con procesador Intel Core Duo 2 y 4 GB de RAM. Aunque puedes elegir entre la versión de 32 bits o la de 64 bits, yo me he decantado por al primera.

sábado, 14 de abril de 2018

Antes de la instalación de Peppermint

Antes de la instalación de Peppermint
Post recuperado de LinuxAll...

Empiezo traduciendo la Guía de Peppermint. El primer capítulo es sobre las consideraciones iniciales antes de la instalación de Peppermint, así como los requisitos mínimos para instalar Peppermint OS.

Para ver la guí original (en inglés) de este capítulo, visita este enlace. Aquí os dejo mi traducción:

Antes de la instalación de Peppermint
Hay algunas cosas que debes saber antes de instalar Peppermint 8, principalmente algunas cosas como los requisitos del sistema y un par de avisos legales.

Para un sistema operativo moderno, Peppermint 8 tiene lo que mucha gente llamaría requisitos de sistema "muy modestos". Uno de los objetivos originales que nos fijamos cuando empezamos a trabajar en el proyecto era mantener bajos los requisitos del sistema para ofrecer el mejor rendimiento posible para la mayor variedad de hardware. Las especificaciones mínimas absolutas requeridas son las siguientes:

  •     512 MB de RAM
  •     Procesador basado en la arquitectura Intel x86
  •     Al menos 3,8 GB de espacio disponible en disco
Eso sí, ten en cuenta que estas son las especificaciones mínimas absolutas requeridas. Recomendamos encarecidamente tener algo un poco más fuerte para instalar. Nuestras especificaciones mínimas recomendadas son las siguientes:
  •     1 GB de RAM
  •     Procesador basado en la arquitectura Intel x86
  •     Al menos 4 GB de espacio disponible en disco
Llevándolo un paso más allá, las especificaciones mínimas preferidas para la instalación son las siguientes:
  •     2 GB de RAM
  •     Procesador compatible con x86_64 o amd64
  •     Al menos 4 GB de espacio en disco
Por lo general, Peppermint se instala y se ejecuta sin problemas en la mayoría de los sistemas que tienen al menos las especificaciones mínimas preferidas; sin embargo, siempre hay algunas excepciones. Muchas de estas excepciones se presentan en forma de sistemas que requieren controladores propietarios para funcionar correctamente. Ejemplos comunes de ello son los sistemas con tarjetas gráficas NVIDIA o AMD/ATI, o las tarjetas inalámbricas de algunos  fabricantes determinados. Afortunadamente, Peppermint incluye la aplicación "Software & Updates" que contiene una sección llamada "Additional Drivers" (controladores adicionales) que analizará tu sistema y te informará si necesita instalar algún controlador propietario, y te ofrecerá instalarlo por ti. Esto generalmente resolverá estos problemas de inmediato; sin embargo, no hay garantía de que esto proporcione siempre una solución perfecta.

Existen otras excepciones, algunas de las cuales están documentadas y otras no. Si no estás seguro de alguna incompatibilidad potencial, por favor investigua antes de instalar. Durante tu investigación también puedes buscar incompatibilidades entre tu hardware y Ubuntu 16.04 o Linux Mint 18, ya que ambos comparten mucho código con Peppermint 8.

También tenemos que recomendar encarecidamente realizar copias de seguridad de cualquier dato valioso o sensible antes de instalar cualquier sistema operativo en un ordenador que tenga uno o más sistemas operativos existentes. Siempre existe el riesgo de que el proceso de instalación pueda interferir con estos otros sistemas operativos, aunque este riesgo es extremadamente pequeño.

Nuestra renuncia final aquí es que Peppermint incluye algún software propietario por defecto, como Adobe Flash. Peppermint OS (la empresa que fabrica y distribuye Peppermint) es un distribuidor con licencia de Adobe Flash y, en función del lugar del mundo en el que vivas, puede estar sujeto al Contrato de licencia de usuario final de Adobe en caso de que decidas ejecutar e instalar Peppermint. Naturalmente, esto significa que si eres un purista de código abierto, probablemente deberías volver atrás ahora.

Ejecutar el instalador

El instalador de Peppermint se puede iniciar fácilmente haciendo doble clic en el icono "Instalar Peppermint" en el escritorio. A partir de aquí le llevará a través de unos pocos pasos que van desde la selección del idioma, a la partición del disco, a la configuración de otros valores predeterminados del sistema como la zona horaria, la distribución del teclado y el nombre de usuario. La mayor parte de esto es increíblemente simple y no merece explicación.

También existe la opción de instalar software adicional de terceros. Si deseas que cosas como la reproducción de MP3 funcionen sin problemas, entonces es aconsejable que selecciones esta opción.

Si ya tienes otros sistemas operativos instalados, el instalador reconocerá esto y te dará la opción de instalar junto a ellos. Otras opciones son simplemente limpiar el disco entero o configurar una tabla de particionado más avanzada. Si no estás familiarizado con la configuración de una tabla de particionado, es aconsejable que no selecciones esta opción. Si seleccionas cualquiera de las dos primeras opciones, aparecerá una pantalla en la que podrás confirmar los cambios o arrastrar un selector para asignar espacio entre Peppermint y otros sistemas operativos que puedan estar instalados. Después de completar este paso, los cambios se escribirán en el disco y no se podrás deshacerlos. Después de que los cambios en la partición se hayan escrito en el disco, la instalación continuará.

Cuando el instalador termine, Peppermint debería estar instalado con éxito en tu ordenador. Aparecerá un cuadro de diálogo que te preguntará si deseas continuar probando la imagen en vivo o reiniciar el equipo. Ten en cuenta que cualquier cambio que realices mientras esté en la imagen en vivo se perderá cuando reinicies, por lo que, por lo general, es aconsejable seguir adelante y reiniciar.